Blogueros indignados y blogueros indignos

Por Yohandry Fontana

Ya lo había dicho Eduardo Galeano en su visita a La Habana este febrero: La neutralidad es imposible, somos indignos o indignados.

El reciente y exitoso Encuentro de Blogueros Cubanos en Revolución, además de la satisfacción por haber concertado estrategias y debatir en la búsqueda de los mejores caminos, también dejó como saldo evidentes aunque mesuradas indignaciones: contra la pasividad, el conformismo, la mentira, la mediocridad, la burocracia y también contra la deslealtad.

El más de medio centenar de blogueros, sobre todo jóvenes, reunidos en la universidad de Matanzas este viernes y sábado últimos, se anotaron entre sus fortalezas el ser consecuentes con sus credos sin temer que pudieran colgarles el cartelito de “oficialistas” porque “si ser  oficialista es defender la Revolución y el Socialismo -aunque sepamos que hay que mejorar muchas cosas-, entonces, yo lo soy, y con orgullo”, como comentara uno de los asistentes durante el receso.

Sin embargo; ahora, leyendo opiniones acerca del encuentro, -opiniones desde la barrera, diría yo, porque sus autores no estuvieron entre los asistentes- pareciera por lo que dicen  algunos, que ser  leal a este proyecto socialista, querer mejorarlo pero no dinamitarlo, resulta algo así como una indignidad, una cobardía.

Porque si ser valientes es apuntar contra cosas  mal  hechas, en la reunión hubo  un montón de corajudos y las evidencias estuvieron al alcance de todos y a camisa quitada, lo mismo en los twits generados en tiempo real desde el propio plenario, en los post de los blogueros, que en las transmisiones de Justin.tv, para quien tuvo las facilidades tecnológicas de poder verlas.

Los reunidos, como bien recuerda Harold Cárdenas en su entrada de este lunes para LJC, “Epílogo para un blogazo y sus detractores”, lo mismo la emprendieron contra el MIC para que se eliminaran las trabas que limitaban o sancionaban el acceso de algunos blogueros desde universidades y centros laborales a las redes sociales, que clamaron por explicaciones sobre el cable de fibra óptica Cuba-Venezuela, que por el acceso a Internet, por una mayor protección para los blogueros y también por la defensa de la verdad a toda costa, porque “la verdad es siempre revolucionaria”, según afirmaron allí. Esto último lo resumía de manera tan concisa como un proyectil bien disparado, uno de los integrantes de LJC: “es mejor pedir disculpas que pedir permiso”.

Aun así, se les catalogó con sorna de “obedientes y disciplinados”. ¿Qué  temas debían abordar, qué posturas asumir para premiarlos con el adjetivo de desobedientes e indisciplinados, o el diploma de Valientes? ¿Valientes ante quiénes y para qué?

¿Es cobarde y oportunista declararse defensor de los 5, detenidos por enfrentarse al terrorismo siempre de moda en Miami?, ¿lo es reclamar por el derribo del bloqueo que nos imponen los EE.UU, considerado genocidio? Contestar de manera afirmativa a estas preguntas equivaldría a asegurar algo como que “(El caso Posada Carriles) es un tema político que no interesa a la gente. Es una cortina de humo”.

¿Cuál es el idioma que debemos estrenar para reclamar nuestros derechos,  mancillados por más de 50 años?  Estoy ansioso por leer esas nuevas consignas que desde hace años nos prometieron algunos blogueros, los mismos que también, desde la plataforma BloggerCuba, quisieron vendernos a Barack Obama como el hombre del cambio y hasta una cartica abierta le enviaron, calificando su investidura de presidente como “un día feliz para la Humanidad”.

Como Galeano también dijo que “No hay quien pueda con la capacidad de contagio que tiene la indignación” –claro, refiriéndose al emerger de movimientos sociales- , pues ahora soy yo quien se indigna ante la ambigüedad de esas críticas, que, además de ser imprecisas son injustas y evidencian, cuando menos, desinformación.

En coherencia con uno de los tantos pronunciamientos de la reunión sobre el derecho  de cada uno a expresar y defender sus puntos de vista, y a ser respetado, se han pronunciado diversas voces acerca del evento. Yo, haciendo uso también de tal derecho, me niego a ser llamado cobarde y prefiero creer que tales consideraciones han sido derivadas de la desinformación, el impresionismo, cierto afán de protagonismo y los prejuicios. De no ser así, esa aparente neutralidad y ecumenismo en que parecen apoyarse, no sería sino la peor de las indignidades.  Entonces sí que doblarían las campanas.


Publicado en El Blog de Yohandry

7 pensamientos en “Blogueros indignados y blogueros indignos

  1. avatargilberto

    Si, pero
    he leido gracias a este blog sobre el encuentro, he visto que ha sido un encuentro mas abierto que lo que algunos pudieron suponer, y que hubo espacio para un espectro mayor de opiniones, incluso aquellas mas criticas en la web.

    yo creo que esto no tiene precedente, y no por el escenario blogui-virtual, aun no generalizado para todos los jovenes que quieran tener su blog, simplemente porque tienen algo que decir, sino porque no eran usuales encuentros de esa amplitud, tolerancia y apertura. segun mi interpretacion de lo leido al respecto

    el pero, y lo comente cuando se publico, es la frase excluyecte de Galeano, a quien obviamente respeto muchisimo, pero respetar muchisimo no me lleva a la incondicionalidad, siempre hay algo que mi mas idrolatado intelectual o politico dira con la cual yo tenga una reserva

    indignado o indigno, bueno pues prefiero ser un indigno, que es como decir una porqueria y punto, porque la amplitud del termino indignado es tal y la manera en que se ha utilizado ha sido tanto positiva como tanto grotesca y negativa, que la etiqueta se me destine, no me conmueve ni me interesa quedar con ella pegada a la frente ni en la espalda

    no lo digo molesto aunque parezca, lo digo porque me parece que si la idea como se demostro en la practica es unir los matices y las diversidades, la frase literariamente bonita y socialmente partidista, ubica en bandos de maduros y podridos a millones de personas en espectros mas diversos del pensamiento, que sin emmbargo bien podrian ser seucidos por la causa comun de un mundo mejor.

    indignados, ese termino Occupy que surge en Europa, y luego se importa a EU desde Toronto Canada por la frontera de Bufalo hasta NY, donde establece su base, fue un movimiento (y digo fue con tristeza) que apelando a la masividad mediatica que necesitaba, abrio sus puertas de una manera tal, que dificilisimamente hoy l 99% que proclamaron ser o representar, les mira con confianza, cuanto mas con indifererencia, a lo que queda, si queda de aquellos campamentos, donde jovenes de grandes corazones abrieron una ventana tan grande a un universo tan dispar y loco de problemas que hoy corrompen al mundo, que por esa ventana entro tambien elementos altisimamente confundidos, cuanto menos agresivos, que provocaron concientemente mas de la mitad de los enfrentamientos sin que aquellos que no lidereaban el movimiento (el movimiento no tenia cabeza y eso fue mas malo que bueno) pudiesen hacer algo

    asi quedo como simblo de indignacion, parques con excrementos, drogas en las carpas, ataques cibertneticos desde sus servidores de internet, asaltos a edificios publicos y no privados, cierres de rutas de evacuacion de ambulancias y bomberos, entrevistas muy abrasivas en los que no pocos dijeron ante camaras y ante el 99% que aquelos campamentos eran el paraiso, pues ya nunvca mas tendrian que trabajar para buscarse su sustento y un techo

    entonces habria que reacomodar el termino indignado y devolverle a todos cuanto lucha y seguiran haciendolo el de Revolucionario, no sin antes sugerir que a aquel que no se muestre dentro del codigo no se llamado Contrarevolucionario, pues posiblemente el 80% de los sontrarevolucionarios de etiqueta estarian hoy luchando al lado de los que lo son de corazon

    gracias Rosita!

    avatar

    Rosa C. contestó:

    Me encanto tu último parrafo pero si me vuelves a decir Rosita no te publico más! En serio ahora, creo que si que como bien dice Ubieta en su libro, es necesario devolver a las palabras, a los símbolos, su sentido primigenio, edulcorado y atrapado en las redes de quienes no tienen por qué usarlos…

  2. avatargilberto

    bueno,
    tres oraciones, una idea sintetica y dices todo lo que habia que decir
    tu haces la diferencia

    gracias ROSA (de Cuba..)

  3. avatar5HeroesCubanos

    Magnifico articulo, Polilla joven espero que este bien de tu caída un beso y un abrazo.

    avatar

    Rosa C. contestó:

    Me parece que cai en el tandem de un central pero ahi vamos…

  4. avatarPulsares

    Respuesta de Rogelio M. Díaz Moreno a las difamaciones de Yohandry contra Bloggers Cuba

    El evento recién ocurrido en Matanzas que reunió a un grupo de blogueros alarga una cola medio rara. Algunos de los no invitados expresamos nuestro desacuerdo con la filosofía del encuentro, al que encontramos inquisitorio, pleno de falencias y de los discursos repetitivos de siempre. Obviamente, ello no gustó a algunos de los participantes y ejercen su derecho a la respuesta.

    El blog de Yohandry, por ejemplo, nos echa en cara el ignorar el coraje que ellos, sostiene, tuvieron; así como soslayar el valor de los conceptos allí defendidos. Cuando menos, estamos desinformados, tenemos un seguramente desmedido afán de protagonismo y nuestros prejuicios y debilidades ideológicas nos conducen al lado equivocado de la dicotomía indignos-indignados.

    Hay que decir que el primer problema que tuvimos, algunos de los que nos quedamos fuera del cónclave –y no por no haber enviado nuestras solicitudes– para enterarnos bien de lo que pasó, es que la mayoría del contenido se traspoló a unos sitios para nosotros esotéricos, unos espacios virtuales en Tweeter y Justin.tv a los que no tenemos acceso ni en nuestros sueños. Es posible que por ello hayamos sido un poco unilaterales en nuestras valoraciones, al contar solamente con lo que nos llegaba por los más prosaicos medios de la prensa tradicional y el correo electrónico. Parece que debemos pedir disculpas por nuestras discapacidades informáticas, que no nos permitieron comprobar la “valentía” de los reunidos que, al parecer, expresaron toda una serie de ideas que, sostienen algunos, resultaron muy audaces y revolucionarias.

    Aún así, debo expresar una primera inconformidad con este juicio. No encuentro muy lógico que alguien que usa un seudónimo, que no firma con su nombre, que no se sabe quién es, y que por lo que escribe nunca se va a buscar un problema en el trabajo con el que mantiene a su familia –salvo que deje de escribirlo– se las dé de valiente. Así cualquiera. Todavía los otros compañeros del encuentro, se comprometen con sus discursos y hechos, personalmente, para bien o para mal. Pero Yohandry, que no toque esa tecla.

    Ahora que me disculpen los allí reunidos. Tal vez sí resultó muy valiente reclamar, en esa reunión, información sobre las posibilidades de la ampliación del acceso a las tecnologías informáticas en Cuba –país penúltimo o antepenúltimo por sus estadísticas de ese tipo en América Latina–; el estado del cable de fibra óptica; cambios de mentalidades en los funcionarios que actúan como barreras para la participación de la población en general en la web 2.0 y ese tipo de cosas. Ahora, para ser consecuentes con ese espíritu, les solicito que compartan –por vías al alcance de los simples mortales– las respuestas que obtuvieron al respecto. De la misma forma, les preguntaré si piensan mantener activos esos loables propósitos y si nos informarán, como buenos periodistas revolucionarios preocupados, de lo que averigüen en el futuro; o si todo se quedó en el cerrado espacio de un evento por invitación, con la consiguiente y fea sospecha de que todo fue un montaje, autorizado y preparado, para dar alguna impresión a algún despistado.

    Aplaudo al que sea consecuente con un credo sincero y desinteresado, ya sea abiertamente oficialista o alguien que prefiere trabajar por el socialismo y la revolución desde posiciones menos dependientes de la burocracia y de lo autorizado por los niveles superiores. Si alguien de la derecha lograra convencerme de que piensa que su ideología es la mejor para el país, y de que defiende un modelo nacional independiente con esas características, no sé si lo daría por bueno; en todo caso le respetaría su derecho a defender su criterio. En este momento, intercalo la siguiente salvedad, porque se está apelando a un material sacado de contexto para desacreditar a una de las partes: En su momento, la elección de Barack Obama despertó esperanzas en muchas personas del mundo, por la hazaña que resultó el que una persona negra venciera la imponente barrera racial estadounidense y resultara electo Presidente. Que luego el apresuradamente electo Nobel de la Paz, se tornara un conductor de guerras despiadadas y continuador de la política de hostigamiento contra nuestro país, no podía ser adivinado por quienes no poseemos bolitas mágicas. Que conste que la alternativa en aquellas elecciones, McCain, era de miedo.

    Ahora me gustaría que aquellos que se las dan de valientes, de socialistas, y que se arroparon con el precepto de que la verdad es revolucionaria, respondan a los reclamos que se les efectúan y que intento reiterar de la manera más precisa para que no queden ambigüedades. No me queda más remedio que repetir algo obvio, esto es, que ser oficialista no es ninguna definición ideológica per se, y que para proclamar tan campantemente lealtad con unos principios, primero hay que tenerlos definidos.

    1–Sería de la más alta conveniencia saber qué entienden estos blogueros como el Estado Socialista de trabajadores, organizado con todos y para el bien de todos como república unitaria y democrática, para el disfrute de la libertad política, la justicia social, el bienestar individual y colectivo y la solidaridad humana. Este es el contenido del artículo 1 de nuestra Constitución. Los que defendemos sus preceptos, debemos concordar que su realización implica que las masas deben gozar en el socialismo, de los derechos, libertades y conquistas sociales y económicas que regímenes anteriores pretenden haber alcanzado, pero una extensión y profundidad inéditas en aquellos sistemas de explotación del hombre por el hombre.

    2–Después que nos ofrezcan su versión de lo que entienden por socialismo, que hayan adoptado este idioma inequívoco que ya otros estrenaron de sobra, que continúen y nos expliquen hasta qué punto piensan ellos que vale la pena luchar por alcanzar estos ideales y contra qué obstáculos creen que vale la pena luchar. Ya sean aquellos que están a noventa millas u otros mucho más cercanos, por ejemplo: aquellos que denuncia sistemáticamente el periodista José Alejandro Rodríguez por las misivas que le llegan al Juventud Rebelde; los funcionarios demagogos e ineptos que dejan que en sus áreas de trabajo se caigan a trozos los hospitales, las escuelas, las viviendas con personas dentro –Marino Murillo reconoció en la Asamblea Nacional que cuando uno necesita una gestión en vivienda “todo el mundo sabe lo que pasa”–; que convierten en un calvario la cosecha y recogida de productos agropecuarios –de nuevo, Murillo llamó a “volar en pedazos a Acopio”–; los ministros, presidentes locales de gobierno y todos los demás que meten la mano en los recursos que el gobierno sitúa para inversiones en todos los campos, pero antes, y no después que el daño esté más que hecho, que la Contraloría los haya descubierto y nuestro presidente los haya tronado. Ayudar a Raúl Castro a defender el país de lo que el ha llamado reiteradamente como nuestro principal enemigo en la actualidad, no debiera ser un problema para estas almas, que entonces podrán contar como compañero de indignación, comprometido y leal hasta el tuétano, a un humilde servidor.

    avatar

    Rosa C. contestó:

    Yasmin: las respuestas a tus post creo que ya han sido dadas y no es este el blog de Yohandry así que espero que lo hayas puesto alli y él te responda. Yo, la verdad, no tengo tiempo ni salud para estos escarceos…

Los comentarios están cerrados.