Archivo por días: 8 junio, 2012

Tony Guerrero: 8 de junio

Queridos amigos:

Este 8 de junio se cumplen 14 años de que nos declarara culpables de todos los cargos un jurado de la ciudad de Miami, en donde jamás podíamos tener un juicio imparcial y justo.

Creo que fue por algo que escucho uno de nosotros en la radio miamense o quizás en la televisión… teníamos casi la certeza un día antes, es decir el 7, que el veredicto seria al siguiente día. Y, en efecto, nos vinieron a levantar sobre las 4 y algo de la mañana para llevarnos a la Corte.

Sabíamos que nada bueno se podía esperar. Prácticamente, los miembros del jurado no se habían tomado ningún tiempo para arribar a una decisión. Pese a ello, recuerdo vivamente, en ninguno de nosotros cinco existía la mas mínima señal de derrotismo, más bien todo lo contrario, íbamos con la frente en alto a sentarnos frente aquel jurado que, a todas luces, había escuchado solo la versión de los hechos fabricada por los fiscales y no habían tenido ni una sola duda para llegar a sus conclusiones.

¿Cómo habrá sido aquella deliberación del jurado, si acaso hubo alguna?

¿Qué se podía esperar de un jurado sobre el que existía una inmensa presión desde el mismo día de su selección?

Un jurado al que se le filmaron las placas de sus autos. Un jurado que se le dijo no leer la prensa ni discutir lo que se publicaba con nadie, (y ya sabemos todo lo que se publicaba por periodistas pagados), pero todos los días iban a sus casas.

Un jurado al que luego se le encontró vinculo de algunos de sus familiares con entidades del gobierno. Un jurado cuyo propio líder vino a sentarse junto a Basulto, uno de los tantos confesos terroristas de Miami, el día de la sentencia de Gerardo, y se le veía eufórico.

Recuerdo que en la noche del día 8 escribí un poema, inspirado en un pensamiento de nuestro Apóstol José Martí que expresa: “La razón es como un brazo colosal, que levanta la justicia donde no pueden alcanzarla las avaricias de los hombres”.

Un día después de aquella colosal injusticia, nuestro Comandante en Jefe Fidel dio a conocer a nuestro pueblo y al mundo nuestra situación.

Comenzó una indetenible, una larga y difícil batalla por llevarnos de regreso a la patria, en la que a todo nuestro pueblo se han unido fieles amigos de Cuba en todo el mundo.

Nada puede detener la gran ola de solidaridad que cada día crece más.

La razón es nuestra.

No hubo ni habrá nunca derrotismo.

¡Venceremos!

Cinco abrazos.

Tony Guerrero Rodríguez

7 de junio de 2012
Prisión federal de Marianna

¿Margen de error para la encuesta del IRI?

Por Jorge Ángel Hernández

El Instituto Republicano Internacional (IRI), la más dotada por la ayuda económica de la National Endowment for Democracy (NED), acaba de publicar los resultados de su última encuesta y análisis de opinión pública cubana. Según informa su página oficial, se le aplicó a un total 787 personas mayores de 18 años durante el periodo que comprende del 29 de febrero al 14 de marzo de 2012. La población cubana que rebasa esa edad asciende a 10 270 993 habitantes (5 064 897 hombres y 5 206 069 mujeres). Es decir, que la muestra del IRI apenas toma una aproximación al 0,1% de la población total y considera, con ello, que la fiabilidad será del 95% en tanto el margen de error es del ± 3,5%.

A pesar de que se halla vigente una nueva división político-administrativa en el país, el IRI prefiere guiarse por la anterior y ofrecer datos poblacionales del Censo de Población de 2002, argumentando que es “el último realizado en Cuba”. Podían, aun así, valerse de los datos que ofrece la ONE (Oficina Nacional de Estadísticas) en su sitio oficial, donde se accede al Anuario Estadístico de Cuba del año 2010, edición 2011, y se ofrecen los datos poblacionales de las provincias que reflejan en el mapa de la encuesta. O tomar los índices del propio sitio de la CIA, tal como lo hace una de las organizaciones de sufragio de su propia institución: la USAID.

El IRI ha venido realizando esta encuesta desde 2007 y, curiosamente, las proporciones en la información mantienen su relación, por lo que es de esperar que hayan seleccionado muy bien la muestra para poder ofrecer un patrón estándar de opinión en las siete que en total han realizado. He ahí lo que, siguiendo el “contagio” seudocientífico, llamaríamos el pollo del arroz con pollo; el objetivo esencial de este tipo de investigación: construir una realidad propicia para el injerencismo directo y sistemático en la Isla.

Las conclusiones de esta última encuesta son harto ilustrativas. Una de ellas, por ejemplo, asevera: “Los cubanos continúan deseando, de forma abrumadora (70 por ciento), tener elecciones multipartidistas, libertad de expresión y otros elementos relacionados con la libertad política y la democracia.” [De mi parte van las negritas, en ésta y en las siguientes citas que se usen.] Se trata de un silogismo (libertad política y democracia se derivan de elecciones multipartidistas y “libertad de expresión” con “otros elementos”) mediante el cual se esconde cínicamente que se trata del 70 por ciento de sus encuestados, es decir, que ni siquiera el 0,1% de la población cubana concuerda en este punto. La siguiente conclusión coincide en que el “70 por ciento no tiene confianza en que el régimen de los Castro logrará resolver estas preocupaciones.” De nuevo se descarga sobre un supuesto 70% de la población la necesidad de “resolver” las “preocupaciones” de los cubanos.

La cuarta conclusión apunta: “El 74 por ciento de los cubanos afirma que la situación económica de su familia es igual o peor que la del año pasado. Además, el 85 por ciento de los cubanos dice que no ha se va visto directamente beneficiado por ninguna de las recientes reformas económicas del régimen cubano.” [Sic la errata] De modo que es importante decretar que las transformaciones que ha emprendido la sociedad cubana “no benefician” a la mayoría de la población, aunque se trate, insisto, del 85% del 0,1,% del total poblacional cubano en ese rango de edad.

La quinta y última de las conclusiones de la encuesta del IRI asegura: “En una pregunta que medía el nivel de percepción sobre la libertad en el país, el 40 por ciento de los cubanos piensa que cero de cada diez conciudadanos puede poner en práctica la libertad de expresión en Cuba, mientras que el 10 por ciento estima que sólo uno de cada diez dice lo que piensa.” Esta pregunta se le aplicó solo a 543 individuos y dice exactamente: “De cada 10 cubanos, ¿Cuántos diría que estarían dispuestos a expresar públicamente su descontento con el Gobierno?”. Es decir, la pregunta presupone con claridad el mayoritario descontento ciudadano. De igual modo, la pregunta que les permite concluir sobre la libertad política dice: “Si Usted pudiera votar para que Cuba cambie su sistema político actual y se convierta en una democracia real con elecciones libres, varios partidos políticos, libertad de prensa y libertad de expresión, ¿Votaría Usted a favor o en contra de esos cambios políticos?” O sea, que también se presupone, desde el silogismo de la encuesta, la falta de “democracia” y libertades varias, con lo que el encuestado responde bajo coacción de su criterio para dar como libre solo el sistema de Partidos políticos que ha sostenido al capitalismo.

Asombroso además es descubrir que la propia institución deja fuera de argumento, para sus conclusiones, algunos de sus propios resultados, pues, apenas el 38% de los encuestados consideró que las cosas en Cuba van Mal o Muy mal (la pregunta es: “¿Usted siente que en general las cosas en Cuba van muy bien, bien, más o menos, mal o muy mal?”), en tanto el 19% considera que Bien y el 5% que Muy bien. Y a la pregunta “¿Cree Usted posible una mejora en la economía sin que se lleven a cabo reformas políticas?”, el 55% de los encuestados responde que No mientras que el 31% manifiesta que Sí. Y a la pregunta: “¿Cuál considera Usted que es el mayor problema en Cuba?”, solo el 1% incluye el acápite “Falta de libertades / Sistema político equivocado”.

Si atendemos, por último, a la distribución porcentual de ese total de encuestados por el IRI, hallamos que las más elevadas proporciones se notifican en Ciudad de La Habana (17,2%), Holguín (13,6%), Villa Clara (8,6%), Santiago de Cuba (9,4%) y Matanzas (6,4%), provincias que muestran, por coincidencia, el mayor número de disidentes directamente vinculados a la ayuda, millonaria y sistemática, del Departamento del Tesoro estadounidense. De ahí, entonces, lo concluyente de las conclusiones en relación con sus objetivos, financieros y políticos. Tal parece que los 800 000 dólares que a través de la NED se le traspasaron oficialmente al IRI, están saliendo caros.

Publicado en Cubasí


Tomado de Ogunguerrero