Ciberguerra contra Cuba: Joven Club debe morir

Por 

El 1 de mayo de 2003, vestido con traje de piloto, Bush aterrizó en el portaaviones Abraham Lincoln y anunció: “Misión Cumplida”. Imagino a algunos acólitos de la contrarrevolución cubana festejando por estos días con una pancarta similar, tal vez hasta con una escultura de papier mache de Arbusto Junior. Y es que estos tuiteros que dedican largas horas a criticar todo lo que tenga que ver con Cuba han exigido (si, de reclamar, instar, requerir y hasta etc) a la compañía de microblogging Twitter el bloqueo de las cuentas de los seguidores de @chavezcandanga y los que están en #Cuba y en #Caravana54.

La cosa huele a chamusquina de la buena. En un artículo anterior ya había denunciado que los atribulados habitantes de la República de Cuba en Twitter denunciaban a centenares de jóvenes cubanos que rememoraban la Caravana de la Libertad y le rendían homenaje en un recorrido virtual. Increíblemente Twitter ha investido de legalidad los reclamos de estos mercenarios y en la tarde del martes 8 de enero suspendió indefinidamente TODAS las cuentas que salían por las IP pertenecientes a los JovenClub de Computación.

Las etiquetas #Caravana54 y #Cuba que utilizaron tuiteros cubanos ocuparon lugares destacados durante varios días. Elprimero de estos dos hashtag hasta el 7 de enero tenía 30 574 tweets. Desde el día 3 de enero se había posicionado entre los 20 tags más populares del día. En las tendencias de los mensajes en español, el pasado día 5, se posicionó en el segundo lugar, y en las tendencias de los tags populares, en primer lugar.

Como la práctica hace al maestro, estos ciudadanos han practicado tanto el arte de mentir y engañar, que la única posibilidad de que los cubanos tuiteen es que se estén usando robots, cuentas fantasmas, y cualquier otro tipo de manipulaciones, no les cabe otra posibilidad.

El éxito provocaba gastritis a una mafia que ve como suya el hashtag #Cuba, donde atacan, ofenden e incluso amenazan a todo aquel que ose no seguir su misma línea de basura cibernética. Estos mismos personajillos muchas veces forman parte de la larga lista de acólitos que tienen algunos blogueros (y blogueras) que operan de igual manera que las legiones de mercenarios que contrabata la antigua Roma y más recientemente, las potencias imperiales. Jabitas y prebendas de por medio, se hacen de ojos ciegos cuando de los casi 30 000 perfiles huevos (sin foto) que siguen la cuenta @yoanisanchez se trata, sin importar que más de 20 mil revistan las características de cuentas fantasmas con una actividad inexistente en la red (de cero a tres mensajes mandados desde la creación de la cuenta).

La culpa es de lo que ellos llaman “la chivatancia en Cuba”, otro claro ejemplo de que estas personas cobran por frases y que cada una de ellas tiene que estar expresamente destinada a ofender o a mentir. Los mencionados “chivatos”, son nada más y nada menos que TODOS los trabajadores de los Joven Club de Computación de Cuba. La bazofia ofensiva publicada el 17 de septiembre de 2011, muestra a las claras que no es casualidad el ensañamiento con el que estos artistas del diversionismo y la falacia persiguieron todas las cuentas que salían por las IP de Joven Club. Nuestro amigo El Colimador denunciaba como la redada incluía la cuenta de la Enciclopedia Colaborativa Cubana EcuRed.

Cualquier semejanza entre los gritos histéricos que pedían bloquear a todo el que siguiera la #Caravana54 o perteneciera a Joven Club, y los tweets que pedían en febrero de 2012 hackear EcuRed, son totalmente intencionadas y provienen de la misma rabia mercenaria.

Dice un humorista del patio que el cubano se ríe de sus propios problemas y que por eso se pasa el tiempo muerto de la risa. Ahora mismo mis ojos intentan ocultar un guiño cuando repaso las acciones que estas “damas y caballeros” emprenden a diario. Estas personas que hoy piden todo tipo de sanciones contra los tuiteros cubanos, sin el más mínimo escrúpulo (para eso habría que tener moral y consciencia) ya han matado tres veces!!!! al líder histórico de la Revolución Cubana Fidel Castro. El más reciente asesinato virtual se llevó a cabo en octubre pasado, a lo que Fidel respondió personalmente y el mundo pudo comprobar que estaba muerto… de la risa. Anteriormente, en enero de 2012 una campaña igual de grosera y mentirosa había convertido su muerte en trending topic.

Ya varios tuiteros hemos solicitado a Twitter que haga una revisión de suspensión de nuestras cuentas, porque no consideramos haber incumplido ninguna de las normas por las que se argumenta estamos bloqueados. Por ahora espero desde adentro una respuesta y el punto de vista de “nuestros” blogueros, al parecer demasiado ocupados mirando por el catalejo.

[Imagen 2] Twirus es una herramienta que permite hacer la busqueda de los temas principales que se estan hablando en el dia. Foto: Internet

Tomado de Inside: Mirando las cosas sin ceguera

*(Cienfuegos, Cuba, 1981) Licenciado en Informática. Supervisor de EcuRed. Aprendiz de historiador. Uno de esos jóvenes que quieren decir algo y buscan quien los quiera escuchar. Revolucionario, Fidelista y Chavista. Enemigo de la mentira y la censura…

4 pensamientos en “Ciberguerra contra Cuba: Joven Club debe morir

  1. avataroscar

    un saludo en vivo, live from coral gables, con todo el amor del mundo y a pesar de las 90 millas del mar que nos une.
    besos,
    de oscar y marta blaquier

    avatar

    Rosa C. contestó:

    Un beso a una de mis mejores profesoras de la Universidad, Oscar, a ver si la acabo de convencer al regreso de que se de una vuelta por casa, que aunque no son 90, asusta la distancia jajajajaja ¿ya la colaste en el blog? te voy a contratar de responsable de marketing junto a tu amigo el Gilbert pa que no se ponga celoso!

  2. avataroscar

    ya la cole en el blog!
    gran mujer Marta, despues que tengamos miles como tu, necesitamos miles como ella, ….pero primero miles como tu….aunque llegado el caso yo como me las arreglo ???????

    avatar

    Rosa C. contestó:

    Tu nada!! tu te olvidas de las otras 999!! O que????

Los comentarios están cerrados.